18-06-2007

El caso de "Anicka", la niña desaparecida, vuelve a acaparar las portadas de Mladá Fronta Dnes y de Lidové Noviny. Anicka apareció en Copenhague, capital de Dinamarca, y en lugar de trece años tiene 32, y su nombre verdadero es Barbora Skrlová.

El diario Lidové Noviny apunta que la enigmática Barbora Skrlová se hizo pasar durante varios meses por una niña diecinueve años más joven, llamada Anicka. Con su actitud confundió a las autoridades, a los jueces y hasta a sus nuevos "coetáneos". Skrlová puede ser la testigo clave del caso del maltrato de un niño de ocho años.

Lidové Noviny publica una entrevista exclusiva con Skrlová, que llegó a la embajada checa en Dinamarca a pedir un pasaporte nuevo. La mujer afirma que al adoptar la personalidad de una niña de trece años se han atenuado sus problemas psíquicos.

El diario recuerda que Barbora Skrlová ya se graduó en una escuela superior. Pero disfrazada de "Anicka" volvió a frecuentar la escuela básica.

Por su parte, los psicólogos consultados por el rotativo Mladá Fronta Dnes opinan que Barbora Skrlová simula su trastorno mental. A juicio de los expertos, adoptar la personalidad de una niña de 13 años está relacionado con su afiliación en una secta que cree en la encarnación.

"Ciertos sectores de los sindicatos desean convocar una huelga general". Bajo este título el diario económico Hospodárské Noviny señala que por primera vez desde noviembre de 1989 en la República Checa empieza a discutirse seriamente sobre la convocatoria de una huelga general.

Los sindicatos advierten de que están dispuestos a convocar la huelga para protestar contra la prevista reforma de los impuestos, de las prestaciones sociales y del sector Salud. "Está formándose un núcleo duro de sindicalistas", declaró ayer domingo a Hospodárské Noviny el líder del Sindicato de los ferrocarrileros, Jaromír Dusek.

En caso de que el Gobierno no ceda a las demandas de los sindicalistas, con la convocatoria están de acuerdo todas las uniones sindicales afiliadas en la Asociación de los sindicatos independientes que cuenta con 250 mil miembros.

Hospodárské Noviny puntualiza que el tradicionalmente radical Dusek admite, no obstante, que para la convocatoria de una huelga general no basta la decisión de una central sindical y por eso negociará con el senador Milan Stech, líder de la Conferedación Sindical Checomorava, en la que están afiliados 570 mil trabajadores.

El rotativo Právo señala que los checos beben cada vez más vino. El consumo de esta bebida alcanzó el año pasado 17 litros per capita. Por el contrario, los checos toman últimamente menos bebidas alcohólicas fuertes.

Mladá Fronta Dnes informa en su suplemento dedicado a la capital checa que la prostitución callejera casi desapareció del centro de Praga debido a los frecuentes controles policiales. Las mujeres que ofrecen servicios sexuales trabajan ahora en los clubes eróticos.

18-06-2007