Los checos sólo compran en rebajas

04-03-2011

Los impactos del planeado incremento del IVA; el previsto aumento de los costos de calefacción, debido a la escasez de carbón y un nuevo portal del Ayuntamiento de Praga. Estos y otros temas aparecen en la prensa checa de este viernes.

El precio es un criterio cada vez más importante para los consumidores checos a la hora de hacer sus compras, informa en portada Lidové Noviny.

Mientras que hace tres años los productos con precio reducido participaban de un 25% en el volumen de las ventas de los supermercados, actualmente representan el 50%.

Las grandes cadenas de supermercados comienzan a darse cuenta de que, cegados por la competitividad, se han pasado con los descuentos y ahora ya no hay camino atrás.

Los checos sólo compran en rebajas e incluso están dispuestos a posponer la compra de cierto producto para conseguirlo, semanas después, por un precio más ventajoso, según demuestran varios sondeos.

El primero en intentar romper la dictadura de los descuentos fue la cadena Penny. “Intentamos reducir el número de productos en rebaja, pero después de medio año volvimos a la política de antes, porque perdimos a muchos clientes”, sostiene el director de marketing de Penny, David Kolář.

David KolářDavid Kolář Los economistas prevén que después del aumento del IVA en octubre de este año, los consumidores checos se dejen guiar aún más por el precio a la hora de hacer sus compras, indica el rotativo.

También Mladá Fronta Dnes dedica su atención a la introducción de la tasa única del 20% del IVA a fines de 2011 y a sus impactos sobre la vida de los checos.

El diario publica una lista de 100 productos de uso cotidiano y servicios cuyo precio se incrementará notablemente, debido a esta medida.

El precio de 250 gramos de mantequilla, por ejemplo, aumentará en unos 20 céntimos de euro, alcanzando un euro y 80 céntimos. Por su parte, dos litros de Coca-Cola costarán un euro con 52 céntimos, 12 céntimos más que ahora.

Los hinchas del club de fútbol Baník-Ostrava, foto: ČTKLos hinchas del club de fútbol Baník-Ostrava, foto: ČTK Los hinchas del club de fútbol Baník-Ostrava pagarán cerca de 10 euros por la entrada al partido, dos euros más que actualmente. Y una noche para dos personas en el Hotel Intercontinental de Praga subirá de 169 euros a 184 euros, indica el periódico.

El pesimismo domina también en la portada de Hospodářské Noviny, que escribe que el precio de la calefacción podría triplicarse dentro de los próximos cinco años en el país.

Casi un millón y medio de hogares checos utiliza para el calentamiento de su vivienda el lignito. Sin embargo, las reservas de esta materia prima pronto se acabarán en Chequia.

Mina de lignitoMina de lignito Según cálculos del Ministerio de Industria, ya en 2013 faltarán más de seis millones de toneladas de lignito. Además, el principal explotador de lignito checo, Czech Coal, ha adelantado que planea subir los precios el año que viene.

Según expertos del Ministerio, la única manera para prevenir la brusca subida del precio de la calefacción, es cancelar los límites de explotación fijados por el Estado, por motivos ecológicos. Sostienen que en caso de que el Estado cancele estos límites, el país tendrá reservas de carbón para los próximos 70 años, escribe Hospodářské Noviny.

 

Para cambiar de tema, Právo informa que el Ayuntamiento de Praga ha inaugurado recientemente una nueva página web: www.geoportalpraha.cz.

Los ciudadanos encontrarán allí, por ejemplo, un mapa de los precios de la vivienda en la capital checa, el nivel de polución y de ruido en los diferentes barrios y otra información relacionada con la calidad de vida en Praga.

04-03-2011