Defensa del Pilsen da positivo en control antidopaje de la Champions

30-12-2011

El club de fútbol Viktoria Pilsen hace frente a un escándalo de dopaje en la Liga de Campeones, subraya este viernes la prensa nacional. Los diarios opinan, además, que los partidos políticos checos deberían abrir sus puertas a los extranjeros y publican números significativos del año 2011 en la República Checa.

David Bystroň, foto: ČTKDavid Bystroň, foto: ČTK El año fantástico del club de fútbol Viktoria Pilsen termina con un escándalo. El defensa David Bystroň dio positivo en el control antidopaje de la Liga de Campeones. Con esa noticia abre la portada el diario Mladá Fronta Dnes.

Una vergüenza eclipsa el año fantástico del equipo cervecero que ganó en 2011 por primera vez en la historia la liga checa y logró colarse a la Champions League.

Los comisarios antidopaje hallaron materias prohibidas en el cuerpo del checo en un control realizado el 23 de noviembre tras el partido contra el BATE Borisov disputado en Bielorrusia. El Pilsen triunfó en esa contienda por 1-0. Gracias a esa victoria, logró clasificar a la Europa League.

En caso de que Bystroñ dé positivo también en el segundo control antidopaje, podría quedar suspendido por dos años. De todas formas, la UEFA no descontará al Pilsen los puntos conseguidos en los partidos del torneo.

El defensa rechaza toda acusación de dopaje. Los resultados del segundo test se darán a conocer a mediados de enero próximo.

 

Los partidos políticos checos deberían abrir sus puertas a los extranjeros, comenta el diario Právo.

Para alguien podría resultar sorprendente la información de que, según la ley, los extranjeros con permiso de residencia permanente en Chequia no puedan afiliarse a los partidos y movimientos políticos del país, indica el periódico.

La ley reza que los ciudadanos de los países comunitarios con permiso de residencia permanente en la República Checa tienen el derecho electoral pasivo y activo. O sea que pueden tanto votar como presentar su candidatura en los comicios regionales checos y las elecciones al Parlamento europeo.

Sin embargo, sus posibilidades de ganar son bastante reducidas debido a que no pueden contar con el apoyo de un partido político. Esa situación debería cambiar en el futuro, opina el rotativo.

 

El Gobierno de Petr Nečas, foto: Archivo del Gobierno checoEl Gobierno de Petr Nečas, foto: Archivo del Gobierno checo Seis, 590 y menos 25,92. Esos son algunos de los números significativos del año 2011 para la República Checa, señala el diario Hospodářské Noviny.

Seis ministros del Gobierno de Petr Nečas han dimitido este año. El de Transportes, de Agricultura, de Cultura, de Industria y Comercio e incluso dos ministros del Interior se han visto obligados a abandonar sus cargos.

590 días luchó Milan Knížák para seguir ejerciendo el cargo de jefe de la Galería Nacional, a pesar de la fuerte presión de destituirle generada por parte del Ministerio de Cultura. El entonces jefe de esa Cartera, Václav Riedlbauch, propuso que Knížák abandonara el cargo ya en enero de 2010. No obstante, el director de la Galería lo hizo recién en agosto de 2011.

Los expertos señalan que bajo la dirección de Knížák, la Galería Nacional llegó a un aislamiento internacional y que se redujo notablemente el número de visitantes de esa institución a pesar de que dispone de más salas de exhibición y ofrece más exposiciones permanentes.

Menos 25,92. Ese es el porcentaje en el que se redujo el índice de la Bolsa de Praga, que en 2011 perdió todas las ganancias conseguidas durante los dos años anteriores y que volvió a descender por debajo de los mil puntos, es decir, su valor base del día de su implementación en 1994.

30-12-2011