Alemania teme la llegada de inmigrantes checos

01-03-2011

La apertura total del mercado de empleo en Alemania a los miembros centroeuropeos y orientales de los Veintisiete, la nueva imagen de Škoda y la posibilidad de que Nedvěd entrene al Juventus de Turín son algunos de los temas de la prensa de este martes.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Alemania teme una oleada de inmigrantes checos, dice Lidové Noviny. Dentro de dos meses terminan las últimas limitaciones que tenían los checos, así como el resto de países que entraron en la Unión Europea en 2004, para poder ir a trabajar libremente a Alemania.

Casi tres cuartas partes de los alemanes creen que la apertura del mercado laboral a trabajadores de diez países con rentas más bajas, pondrá en peligro sus puestos de trabajo. Y lo hará especialmente con los que requieren menor calificación, según una encuesta publicada por el diario alemán Welt am Sonntag.

Sin embargo se piensa que realmente tal desembarco de trabajadores extranjeros en Alemania no se producirá. Según Jiří Halbrštát, de la agencia de empleo Manpower, “quien pudiera tener interés por trabajar en Alemania, ya se encuentra allí, y en cuanto a la mano de obra menos cualificada, ese tipo de trabajador encuentra en el idioma un obstáculo demasiado grande”.

Además, expertos aseguran que en el pasado se ha demostrado que para los checos no bastan sueldos más altos para convencerles a emigrar.

Y por otro lado también hay en Alemania quien sí que espera que lleguen nuevos trabajadores a un mercado que necesita personal para el sector de la salud, o cuidadores de ancianos y enfermos, artesanos, expertos en telecomunicaciones, y algunos otros.

 

Hablando de trabajo, en Právo se informa de que las enfermeras verán aumentado su sueldo en algo más de 100 euros. La próxima semana, la asociación de enfermeras deberían firmar el acuerdo con el ministro de Salud, Leoš Heger.

El aumento entraría en vigor a partir del año que viene. El documento es parecido al que se aprobó en febrero con los médicos, poniendo fin a las protestas del gremio.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK Škoda presentó su nueva imagen en el Salón del Automóvil de Ginebra, según aparece en Hospodářské Noviny. El jefe de Škoda Auto, Winfried Vahland, descubrió el nuevo logo de la marca checa y las líneas maestras que marcarán el diseño de los vehículos que fabricarán durante la próxima década.

Bajo el nombre de Vision D, la nueva concepción de diseño de Škoda se pudo ver ya sobre un automóvil. Tiene un tamaño entre los modelos Fabia y el Octavia y se espera que salga al mercado en 2012, especialmente orientado a los mercados de Asia y Europa del Este, con un precio muy competitivo, aseguraron.

La versión del logo que lucirán los nuevos coches será en colores negro y plata y desaparece de él el nombre de la marca. El característico color verde del logo solo aparecerá impreso en documentos de la empresa.

 

En deportes, el ex futbolista Pavel Nedvěd habría supuestamente rechazado una oferta del Juventus de Turín para ser su entrenador de forma temporal. La información apareció en el diario deportivo italiano Tuttosport, dice Hospodářské Noviny.

El actual entrenador, Luigi Del Neri, está muy cuestionado por la mala campaña que está protagonizando el club alpino, y se piensa que solo puede salvar su puesto en caso de vencer al líder la liga italiana, el Milan, el próximo sábado.

Para su reemplazo se sigue pensando en Nedvěd, ya que el ex capitán de la selección checa es actualmente el mejor nexo de unión entre la directiva y los jugadores, dice el periódico.

01-03-2011