Periodismo y naturaleza - dos amores de Ota Pavel

10-05-2006

En la presente edición de "Personalidades checas" les ofrecemos una semblanza del escritor y periodista deportivo Ota Pavel. Él sufrió mucho en su vida, pero su obra deleita a los lectores de todas las edades.

La vida de Ota Pavel estuvo marcada por sus raíces judías. Sus familiares más próximos, su padre y sus hermanos, pasaron por campos de concentración nazi y muchos de ellos no regresaron.

El padre del futuro escritor, Leo Popper, vivió una juventud aventurera. Antes de la Segunda Guerra Mundial, ya como padre de familia, se ganaba la vida como viajero vendiendo las primeras aspiradoras y frigoríficos de la época.

La influencia paternal se reflejó en los pasatiempos del pequeño Ota, que eran la naturaleza, la pesca y el deporte. La familia de los Popper pasaba los veranos en la bella zona ubicada a la orilla del río Berounka, en Bohemia Central.

Con un amigo de la familia, el barquero Prosek, experimentó toda clase de aventuras junto con sus dos hermanos mayores. Su feliz infancia Ota Pavel la evocaba en su obra, ya que creaba un contraste a los acontecimientos de los años por venir.

En 1939, cuando Ota tenía nueve años, la República Checoslovaca fue ocupada por los nazis alemanes. Su padre y dos hermanos fueron transportados al campo de concentración de Terezín. Antes de irse, el padre Leo, precavido ante las atrocidades que les esperarían, visitó a su amigo Prosek y le pidió prestado su pastor alemán.

Con la ayuda del perro quería cazar a un corzo y conseguir carne para sus hijos. Al final lo consiguió y logró llevarlo hasta su casa, en la aldea de Bustehrad, a treinta kilómetros de Praga. Como después escribió Ota Pavel en su más famoso cuento "La muerte de corzos hermosos", la carne del animal salvó a sus dos hermanos de morir de hambre.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Ota, que por su edad no fue transportado al campo de concentración, vivió con su madre, que no era de origen judío. Tras el fin de la guerra y el feliz regreso de su padre y hermanos, la familia de los Popper cambió su apellido a Pavel.

El joven Ota comenzó a escribir durante el servicio militar. Sus grandes amores pasaron a ser el periodismo y el deporte. Tras los modestos comienzos en el campo del periodismo en la entonces Radiodifusión Checoslovaca se hizo famoso como reportero deportivo.

Conoció a grandes figuras del deporte de la época, viajaba con los deportistas a las competiciones y escribió sus diversos destinos. Su estilo fue comprensivo, sencillo y lleno de humanidad. De su pluma salieron cinco obras que oscilan entre libros y reportajes deportivos.

Las más famosas son "Dukla entre rascacielos" sobre la gira triunfal del club de fútbol Dukla de Praga por Estados Unidos, o "Cuento de hada sobre Raska", que describe la historia del primer campeón checo de los juegos olímpicos de invierno, el saltador de esquí, Jirí Raska.

En los Juegos Olímpicos de Innsbruck en 1964, se manifestó en Ota Pavel una grave enfermedad mental que causó su retirada del periodismo dos años después. Para luchar contra la enfermedad, buscó apoyo en la naturaleza cerca del río Berounka y en su pasatiempo infantil - la pesca.

Fue cuando vieron la luz sus dos obras cumbre: "La muerte de corzos hermosos" y "Como encontré a los peces". Son dos libros de cuentos autobiográficos en los que Ota Pavel recuerda su infancia. El famoso actor checo Jan Werich comentó en aquel entonces al respecto de su obra: "Si Ota Pavel hubiera escrito sus cuentos en inglés, todo el mundo le habría adorado".

Los cuentos, que hicieron de Ota Pavel un escritor respetado, destacan por su humor nostálgico y poesía de la naturaleza, y asimismo reflejan la época y ambiente del período antes de la Segunda Guerra Mundial. Varias obras fueron adaptadas al cine.

No obstante, la enfermedad mental que padecía Ota Pavel, en parte causada también por los destinos de la familia durante la guerra, quebrantaron la salud de escritor, quien falleció a sus 42 años de un infarto.

Su memoria la recuerdan el Museo de Ota Pavel en la aldea de Bustehrad, cerca de la casa donde vivía, y la Casa de Ota Pavel cerca del vado del río Berounka, donde su familia pasaba los veranos.

10-05-2006