Prisioneros podrían pasar la mitad de su pena en arresto domiciliario

21-08-2012

El Ministerio de Justicia propone una nueva normativa que permitiría a los prisioneros efectuar una parte de su pena en régimen de arresto domiciliario. El ministro, Pavel Blažek, quiere resolver de esta manera el problema de la insuficiente capacidad de las prisiones checas y ahorrar en el presupuesto del sector penitenciario. Un día en arresto domiciliario cuesta unos 6 euros, en comparación con 40 euros en la cárcel. La nueva normativa supone además la introducción de penas alternativas como la retirada del permiso de conducir.