Arribó a Chequia un avión que durante 50 años se halló en el fondo de un lago

01-10-2013

Al Instituto de Historia Militar de Praga llegó hace poco procedente de Noruega un bombardero ruso Pe-2, uno de los aviones más populares que fueron utilizados por los ejércitos de Europa Central y Oriental durante la Segunda Guerra Mundial. Este avión concreto permaneció hundido durante 50 años en el fondo de un lago en Noruega. La República Checa será el tercer país que dispondrá de una aeronave completa de este tipo, aunque el avión deberá ser sometido a una amplia renovación. El bombardero ruso que posteriormente será expuesto en el Museo Militar de Praga, fue alcanzado durante un combate aéreo el 2 de diciembre de 1943 por las ráfagas enemigas y su piloto se vio obligado a aterrizar en la superficie congelada de un lago en el norte europeo. Con la llegada de la primavera el avión se hundió y permaneció bajo el agua hasta 1996 cuando fue recuperado por un coleccionista noruego, que lo vendió a Chequia.