Residir en Chequia será más difícil para los extranjeros

05-01-2011

Residir en Chequia será cada vez más difícil para los extranjeros. El Parlamento aprobó una enmienda que no agiliza la tramitación de documentos para los ciudadanos de países fuera de la Unión Europea.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Las personas de países que no pertenecen a la Unión Europea y que deseen residir o trabajar en la República Checa toparán con una serie de cambios vigentes desde el 1 de enero.

Las nuevas medidas atañen también a los empresarios que contraten a trabajadores extranjeros. En caso de descubrirse que el trabajador no tenga los papeles en orden, los gastos por la deportación y las multas correrán a cargo del empleador.

Pavla Redlová, activista de la organización humanitaria ‘Hombre en Emergencia’ señala que a los extranjeros no se les ofrecen muchas opciones, sino que prácticamente solo obligaciones.

“Los extranjeros de países no comunitarios deben firmar un seguro de salud obligatorio, y tienen como única opción dos aseguradoras privadas”, sostuvo la activista.

Las interminables colas frente a las oficinas de la Policía de Extranjería se trasladarán ahora a las instalaciones del Ministerio del Interior, que se encargará directamente de la agenda de inmigración.

Muchos extranjeros que iniciaron trámites el año pasado sostienen que nadie les informó de los cambios. Los funcionarios les indicaron que tenía que volver a principios de año nuevo y no se nota ningún tipo de alivio en las gestiones, según indicó a la TV checa un solicitante de permiso de trabajo de Moldavia.

Ministro del Interior, Radek JohnMinistro del Interior, Radek John “La semana pasada esperamos desde las cuatro de la madrugada, abrieron a las ocho de la mañana y nos dijeron que volviéramos después del año nuevo y otra vez estamos esperando desde tempranas horas de la mañana”.

La enmienda a la Ley de extranjería fue presentada por el ministro del Interior, Radek John. El Parlamento la aprobó y el 23 de diciembre la ratificó el presidente de la República, Václav Klaus.

El ministro John hizo énfasis en la necesidad de que la República Checa tenga una ley acorde a lo establecido por los países miembros de la Unión Europea.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La nueva normativa obliga a los solicitantes de visas de trabajo y de permisos de residencia a presentarse personalmente ante las autoridades para evitar así a los mediadores.

Las Organizaciones No Gubernamentales sostienen que además de las obligaciones, que derivan de la ley, sería bueno crear mejores condiciones de cara al público. La mayoría de los funcionarios que atiende a los solicitantes extranjeros habla únicamente checo lo que en muchos casos dificulta la comunicación entre las partes.

05-01-2011