Presidente Klaus en contra de la intervención militar en Libia propuesta por Havel

08-03-2011

El conflicto de Libia divide a los políticos checos. Mientras que el ex mandatario Václav Havel apuesta por una intervención militar, el presidente Václav Klaus opina todo lo contrario.

Foto: ČTKFoto: ČTK Havel y Klaus nunca se han entendido. Las diferencias entre el antiguo mandatario Václav Havel y el presidente Václav Klaus vuelven a remover las mansas aguas de la política checa.

En recientes declaraciones al diario Hospodářské Noviny, Havel se pronunció a favor de una intervención militar de Occidente contra el líder Muamar Gadafi.

Václav HavelVáclav Havel “La intervención puede tener diferentes formas. Puede tratarse de ayuda a las fuerzas opositoras, bloquear el espacio aéreo o bien efectuar un ataque contra el lugar donde se oculta Gadafi”, expresó Havel.

El ex mandatario considera que esperar no es una buena idea y recordó lo que ocurrió en la antigua Yugoslavia cuando las fuerzas internacionales pensaron años antes de intervenir.

El presidente Václav Klaus fue tajante a la hora de comentar las sugerencias de Havel para solucionar el conflicto libio.

Petr Nečas y Karel Schwarzenberg, foto: Archivo del Gobierno checoPetr Nečas y Karel Schwarzenberg, foto: Archivo del Gobierno checo “No estoy de acuerdo con muchas cosas que dice el ex presidente Havel. La mayor desavenencia fue cuando quiso bombardear Belgrado. Y ahora tampoco estoy de acuerdo con él”, sostuvo Klaus.

Tampoco el ministro de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, muy cercano al ex mandatario Havel, está a favor de una intervención militar en Libia.

Václav Klaus, foto: ČTKVáclav Klaus, foto: ČTK “Considero que todavía no se han dado las condiciones para preparar una intervención armada. Debemos respetar el Derecho internacional, porque sin el mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas difícilmente podemos desear que los soldados intervengan en cualquier país”, subrayó el ministro.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) se reunirán el viernes en Bruselas en una cumbre extraordinaria para tratar la situación en Libia y el norte de África.

Nicolas Sarkozy y Muamar Gadafi, foto: ISIFA/ EPA/ MAYA VIDONNicolas Sarkozy y Muamar Gadafi, foto: ISIFA/ EPA/ MAYA VIDON La República Checa estará representada por el presidente Václav Klaus, según lo acordara el Gobierno del primer ministro Petr Nečas. Se espera que el mandatario haga un llamado a la cautela para impedir al menos por ahora una intervención armada europea.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, presentará propuestas a los líderes comunitarios sobre las “líneas estratégicas” de la respuesta de la UE a los acontecimientos en Libia y el resto de vecinos del sur de la Unión.

La convocatoria para la celebración de la cumbre extraordinaria fue solicitada por el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

08-03-2011