Nuevas medidas para combatir la corrupción

19-06-2007

El Gobierno ha decidido combatir con mayor eficacia la corrupción. El Ejecutivo elabora actualmente un proyecto de ley que implicará un mayor control del funcionamiento de las instituciones públicas con el fin de prevenir esta plaga.

El ministro del Interior, Ivan Langer, informó este lunes en Praga que el Gobierno aprobó la elaboración de una nueva normativa que unificará las más de 230 reglamentaciones que hasta el presente rigen en la prevención y la lucha contra la corrupción. Incluirá también nuevas medidas encaminadas a combatir ese mal. Según Langer, el reglamento podría entrar en vigor el próximo año.

"Queremos simplificar los procedimientos en la lucha contra la corrupción e intensificar el control del trabajo de los funcionarios de las instituciones públicas. Nuestro objetivo es cambiar la propia filosofía de los procedimientos contra la corrupción e impedir que siga habiendo casos de excepciones en el procesamiento de personas acusadas de corrupción", dijo Langer.

El Gabinete de centro derecha reconoció en su sesión de este lunes que el nivel de corrupción en el país no ha disminuido. Durante los últimos dos años fueron descubiertos casi 140 casos de corrupción a pesar de que en los últimos cinco años fueron adoptadas diversas medidas de prevención. Según un reciente estudio de Transparencia Internacional, presentado al Gobierno el lunes, el índice de corrupción en la República Checa sigue siendo uno de los más altos dentro de la Unión Europea y a nivel mundial ocupa el 46 lugar.

La ex procuradora general, Marie Benesová, considera no obstante, que la mera aprobación de una nueva normativa no llevará a erradicar la corrupción en la sociedad checa.

"Considero que en la lucha contra la corrupción un elemento sumamente importante es la prevención. A la prevención debería serle dedicada la misma atención que al control y al procesamiento de las personas acusadas de corrupción. La Policía y los Tribunales deberían disponer asimismo de mayores facultades para poder intervenir de inmediato en caso de existir sospechas fundadas de corrupción", dijo Benesová.

El ministro del Interior, Ivan Langer, indicó que la nueva normativa para el control de la corrupción incluirá tres elementos fundamentales: la prevención, la transparencia y el castigo. En el marco de los trabajos sobre la nueva normativa, todos los ministerios fueron encargados de realizar hasta finales de agosto auditorías en su respectivo sector, sobre eventuales casos de corrupción. Langer recalcó que, a diferencia de los Gobiernos socialdemócratas anteriores, el actual Gabinete de centro derecha está dispuesto a colaborar estrechamente asimismo con Organizaciones NO Gubernamentales en la lucha contra la corrupción.

19-06-2007