Matar a un ladrón es asesinato

09-03-2011

Matar a un ladrón será calificado como asesinato y no homicidio, como hasta la fecha. El Tribunal Supremo dictó este martes un veredicto que servirá de precedente para sentenciar casos similares.

En 2009, Karel Bašta disparó contra un grupo de individuos que robaron en su centro de recolección, situado en la ciudad de Ivančice, y después intentaron huir en automóvil. Bašta disparó dos veces contra el vehículo y los perdigones hirieron al chofer y a una de las ladronas, que quedó ciega.

El Tribunal regional lo condenó a seis años de prisión por intento de asesinato. El acusado recurrió al Tribunal Superior, que calificó el caso de intento de homicidio y le impuso pena incondicional.

Sin embargo, el Tribunal Supremo volvió a confirmar este martes el veredicto original, ya que el robo, por más despreciable que sea, “no provoca un estado pasional tan fuerte para poder matar a otra persona”, según explicó el portavoz del Tribunal Supremo, Petr Knötig.

“Como homicidio pueden ser calificados sólo casos en los que el ladrón cause tanto miedo, susto u otro fuerte estado pasional de la persona atacada que ésta usa el arma y lo mata por sentirse amenazada de muerte”, subrayó.

No obstante, los expertos coinciden en que es muy difícil aplicar ese criterio de manera generalizada, según dijo el psicólogo forense Slavomír Hubálek.

“La emoción es una cosa tan relativa que no se le puede aplicar un criterio jurídico unívoco para todos los casos”, dijo.

Según la ley, los ciudadanos tienen derecho de “defenderse de manera adecuada” contra el ladrón que use contra su persona violencia o que sólo amenace con utilizarla, lo que siempre es difícil de comprobar.

09-03-2011