Františka Plamínková

11-06-2020
Fuente: Centros Checos/FDULSFuente: Centros Checos/FDULS

Fue una política y periodista, que consagró su vida al movimiento feminista. La educadora de profesión entró en el Partido Nacional Social Checoslovaco antes de que se terminara la Primera Guerra Mundial. En su papel político contribuyó a la aprobación del sufragio universal para las mujeres y a la anulación de la ley que requería el celibato de las maestras. Ella misma nunca se casó. Consiguió que se introdujeran también otras legislaciones que mejoraron las vidas de las mujeres y de las madres. Participó de manera activa en el movimiento feminista internacional y fue la primera checa en presentarse ante la Sociedad de Naciones, antecesora de la actual ONU. En Estados Unidos se encontró en persona con el presidente Roosevelt. En 1925, fue elegida como senadora por primera vez, cargo que ejerció hasta la supresión del Senado en 1939.

La Segunda Guerra Mundial pilló a Plamínková en el apogeo de su carrera política. En 1938, en un acto de valentía, escribió una carta a Hitler en la que le reprochó haber insultado al presidente checoslovaco Edvard Beneš. Tras la ocupación de Checoslovaquia, protestó nuevamente. Dos semanas después del atentado contra Reinhard Heydrich, Františka Plamínková fue arrestada y trasladada a la prisión de Pankrác. Junto con otras personalidades de la vida pública checa fue ejecutada, sin juicio, en el campo de tiro de Kobylisy. Tenía 67 años.

El proyecto de ilustraciones “Mujeres checas que hicieron historia” se ha inspirado en el 100 aniversario de la legalización del voto para las mujeres checoslovacas en 1920 y el 200 aniversario del nacimiento de la escritora Božena Němcová. Se trata de un proyecto en el que colaboran los Centros Checos, los estudiantes de la Facultad de Diseño y Arte Ladislav Sutnar de Pilsen, coordinados por Renáta Fučíková, y Radio Praga Internacional.

11-06-2020