El Gobierno establece el IVA único al 20% para pagar la reforma de las pensiones

04-03-2011

La coalición de Gobierno ha confirmado entre críticas la reforma de las pensiones, para la que establece un IVA único al 20%. Entre los descontentos con el acuerdo al que han llegado los tres partidos en el poder, se encuentra el propio presidente de la República Checa, Václav Klaus.

Foto: Marcin Jochimczyk / Stock.XCHNGFoto: Marcin Jochimczyk / Stock.XCHNG La reforma de las pensiones es un asunto cerrado. Al menos así de estrictos se mostraron los líderes de las tres formaciones que integran el Gobierno cuando anunciaron el acuerdo al que habían llegado.

Para financiar el sistema de pensiones, el Gobierno ha decidido anular el IVA reducido del 10% que se paga por productos como los medicamentos, o por servicios como los de alojamiento, entre otros muchos. Las únicas excepciones serán ciertos productos básicos de alimentación por los que el partido Asuntos Públicos ha hecho presión. Aunque según el líder de esa formación, Radek John, estas excepciones tenían que haber sido más, parece que lo importante para el Gobierno era cerrar el pacto y pasar a otra cosa.

Petr Nečas y Radek John, foto: ČTKPetr Nečas y Radek John, foto: ČTK De hecho, los otros dos partidos de la coalición cedieron a las excepciones sin estar de acuerdo con ellas, como explicó el primer ministro, Petr Nečas.

“El Partido Cívico-Democrático y TOP 09 mantenemos nuestra opinión de que un IVA único, sin ningún tipo de excepción, era la mejor solución y la más práctica”.

Lo que el Gobierno quiere tapar con la subida del IVA es el agujero que se calcula que dejará la posibilidad de que los futuros jubilados empiecen a invertir en un fondo de pensiones privado transfiriendo el 3% de lo que les corresponde abonar a la Seguridad Social.

Jeroným Tejc, foto: ČTKJeroným Tejc, foto: ČTK El Gobierno quiere que en este mismo otoño, a partir del 1 de octubre, entre en vigor el nuevo IVA, que encarecerá la vida en Chequia, como recalcó el diputado socialdemócrata Jeroným Tejc.

“Nosotros estamos completamente en contra de la subida del IVA en productos y servicios que son habitualmente utilizados por todos los ciudadanos, incluidos aquellos que tienen menores ingresos, pensionistas y familias con niños. Es una medida antisocial”.

El presidente Václav Klaus también se ha unido a las críticas y considera que la reforma de las pensiones, y la subida del IVA, se han llevado a cabo con precipitación. Para el mandatario, según opina en la edición del viernes del diario Mladá Fronta Dnes, el Gobierno no ha tenido en cuenta a otros partidos políticos para un tema que afecta mucho a todos los votantes del país. Además, Klaus criticó que los pensionistas actuales, a los que no afecta la reforma, sin embargo sí tendrán que hacer frente a la subida del IVA.

Por su parte, el Partido Comunista, la segunda formación opositora en el Parlamento, fue más allá y calificó de acto criminal contra la sociedad el aumento de la tasa del impuesto sobre el valor añadido.

04-03-2011