El Gobierno checo da los primeros pasos hacia la reforma de pensiones

18-02-2011

El Gabinete tripartito ha acordado este jueves los primeros detalles de la reforma de pensiones que debe ser introducida en 2013. Entre las medidas propuestas por el Gobierno destaca el ahorro voluntario para la pensión y una tasa única del 20% del IVA.

A partir de 2013, los ciudadanos checos menores de 35 años tendrán la posibilidad de transferir el 3% de su seguro social a favor de su cuenta privada de ahorro de pensiones. Nadie les obligará a hacerlo, pero una vez que decidan adoptar este sistema, no podrán abandonarlo. Cuando se jubilen, de estos fondos privados se les pagará una pensión mensual, dependiendo de la suma de dinero ahorrada.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jaromír Drábek, está convencido de las ventajas de este proyecto.

Jaromír DrábekJaromír Drábek “Creo que la reforma por la que hemos optado permite crear un sistema de pensiones estable a largo plazo. Nadie debe preocuparse de que en el futuro no sea posible sacar recursos de él. Además, viene acompañado de una serie de medidas dirigidas hacia el apoyo de la familia y el desarrollo de la economía, lo cual considero muy importante”, señaló Drábek.

Las personas mayores de 35 años también podrán participar en el sistema, pero deberán tomar la decisión durante los primeros seis meses después de la entrada en vigor de la nueva ley de pensiones.

Según cálculos previos, la medida propuesta por el Gobierno creará un hueco de más de mil millones de euros en el presupuesto estatal. Para taparlo, la coalición quiere introducir una tasa única del 20% del IVA. Su propuesta es criticada por la oposición, según afirma el presidente del Senado, Milan Štěch, del Partido Socialdemócrata.

“El proyecto de la reforma de pensiones, presentado por la coalición gubernamental, no me parece muy elaborado. Como principal problema considero el aumento del IVA. Además, no creo que en una situación cuando se reducen los salarios los ciudadanos estén dispuestos a ahorrar para la pensión”, destacó Štěch.

Actualmente existen en Chequia dos tasas del IVA, una superior, del 20%, y otra reducida, del 10%. Ésta se aplica, por ejemplo, a los medicamentos, a los servicios de alojamiento, a las actividades culturales, artísticas y deportivas, etc.

Según los planes gubernamentales, a partir de 2013 se aplicaría una tasa única del 20% a todo tipo de servicios y productos, con excepción de los alimentos básicos, como el pan, la leche, las patatas, la verdura y los alimentos para los pacientes con diabetes y celiaquía.

En caso de ser aprobada la reforma, Chequia será el segundo país europeo en aplicar una tasa única del IVA, después de Dinamarca, donde el IVA es del 25%.

Las deliberaciones del Gobierno continuarán la próxima semana. El ministro Drábek destacó que le gustaría que el proyecto final de la reforma cuente con el visto bueno de la oposición Socialdemócrata.

18-02-2011