"Cuba necesita cambiar, lo dice la propia base del Partido Comunista"

18-02-2011

Boris Luis Santa Coloma, disidente cubano exiliado en Alemania, rueda en Praga escenas para un documental sobre los presos políticos expulsados de la isla y acogidos en Europa. Ha comentado para Radio Praga la situación actual de Cuba

Boris Luis Santa ColomaBoris Luis Santa Coloma Boris Luis Santa Coloma, activista de la disidencia cubana y periodista exiliado en Alemania, visitó Praga esta semana. Santa Coloma está grabando un documental, llamado ‘Desterrados y Olvidados‘, sobre la situación de los presos políticos cubanos expulsados de la isla y refugiados en Europa. Por ello, visitó a Rolando Jiménez Posada, que recibió asilo en la República Checa tras su liberación el pasado octubre.
El periodista destaca el buen trabajo checo en la integración de Jiménez Posada, si bien señala las dificultades que están sufriendo otros refugiados políticos en su proceso de adaptación.

Jiménez PosadaJiménez Posada "Debe existir un mecanismo, un plan para que esta gente pueda integrarse a la vida en Europa. Hay que pensar que estuvieron siete años presos, salieron del infierno, porque las cárceles en Cuba son un infierno, y se vinieron al Primer Mundo. Esto es un choque para ellos. En su mayoría, tienen lastres por esta prisión. Estas personas, en muchos casos, han estado en celdas de aislamiento durante periodos prolongados, casi un año. Han sufrido mucho, entonces tienen secuelas, necesitan tratamiento especializado y no lo están recibiendo", denuncia el periodista.

El estreno de la película está previsto para el próximo 14 de junio en Bruselas, patrocinado por el Grupo Popular del Parlamento Europeo. Sobre la situación actual de Cuba, Santa Coloma se muestra tajante y lo tilda de "totalitarismo absoluto".

La película ‘Desterrados y Olvidados‘ de Santa ColomaLa película ‘Desterrados y Olvidados‘ de Santa Coloma "No puedo viajar a mi país porque el Gobierno cubano impide que los ciudadanos puedan ejercer su derecho de retornar a su país cuando lo deseen. No obstante, estoy al corriente de las atrocidades que se cometen en Cuba. Yo creo que todo el mundo lo sabe. No hay libertad de prensa, no hay libertad de expresión, no hay libertad de empresa, no hay libertad de iniciativa. La gente está sometida solamente a la voluntad del Gobierno. El Gobierno decide si la gente tiene electricidad, a qué hora se levanta, cómo se viste, dónde trabaja, qué come", explica.

En este sentido, Santa Coloma se muestra bastante escéptico ante las recientes reformas anunciadas por Raúl Castro.

Raúl Castro, foto: Valter CampanatoRaúl Castro, foto: Valter Campanato "Todo lo que sea cambiar es positivo. Mi pregunta es si realmente existe una voluntad de cambio, no es un pronunciamiento de boca hacia fuera. Cuba necesita cambiar, además, no lo digo yo, lo dice la propia base del Partido Comunista, lo dicen las instituciones del Gobierno cubano, lo dice la gente que apoya al régimen de La Habana. Los principales que están presionando sobre la necesidad de cambio es la propia gente del Gobierno. Y Raúl Castro tiene que darle una respuesta al clamor de su propia gente".

El periodista valora la situación actual como insostenible. Opina que el cambio debería venir del pueblo, pero la necesidad de reformas es tan imperiosa, que aceptaría que viniera del Ejército o del Partido Comunista.

"Me parece que la situación es sumamente crítica y, lo peor de todo, es que los cubanos dentro de la isla, poco a poco, están tomando conciencia de la depauperación de su propia situación, y esta concientización no sé a donde podrá conducir. Si el Gobierno no hace las reformas que el país necesita, entonces la gente se va a tomar la justicia por su mano. Y yo creo que eso no lo desea nadie", comenta.

El proceso de cambio en Cuba es complicado, explica Santa Coloma, ya que se trata de una isla con 11 millones de habitantes y una infraestructura destruída. "Que no piensen que será la nueva China en el Caribe", avisa.

18-02-2011