Ciudades checas se suman a la campaña por un Tíbet libre

10-03-2011

Casi 390 ciudades checas se han sumado este jueves a la campaña internacional ‘Una Bandera por el Tíbet’, para expresar el apoyo a los tibetanos en su lucha contra la ocupación china.

La campaña ‘Una Bandera por el Tíbet’ en Břeclav (Foto: ČTK)La campaña ‘Una Bandera por el Tíbet’ en Břeclav (Foto: ČTK) El 10 de marzo de 1959 se inició en Lhasa el levantamiento nacional tibetano contra la invasión china. Este jueves se conmemora el 52 aniversario de ese movimiento, en el que murieron unos 90.000 tibetanos. Desde aquel entonces los tibetanos siguen reclamando la recuperación de su soberanía nacional.

A mediados de los años 90, en Europa Occidental surgió la campaña ‘Una Bandera por el Tíbet’ para denunciar la violación de los derechos humanos en esa región asiática. En 1996, cuatro ciudades checas se sumaron por primera vez a la campaña. Desde esa fecha, el número de las localidades que apoyan dicha iniciativa va en aumento. Este año izan la bandera del Tíbet 389 ciudades, entre ellas la metrópoli morava de Brno, según dijo Roman Onderka, alcalde de la segunda ciudad más grande del país.

Roman OnderkaRoman Onderka “Creo que los representantes políticos de las ciudades deberían expresarse claramente si se interesan sólo por su territorio más cercano y sus problemas, o miran hacia el mundo. El hecho de que la alcaldía de Brno iza la bandera tibetana pone en evidencia claramente que es una ciudad democrática que apoya también la democracia en otros países en otros continentes”, sostuvo.

El día de la conmemoración del levantamiento de Lhasa, el Dalái Lama, dimitió para dejar paso a un sucesor. El dirigente del Gobierno tibetano en el exilio, refugiado en el norte de India, declaró que “es tiempo para que los tibetanos elijan de manera democrática a su nuevo líder”.

Dalái Lama, foto: ČTKDalái Lama, foto: ČTK El Dalái Lama número 14 dijo que, a pesar de la tradición de la reencarnación del líder espiritual de los tibetanos, su sucesor podría ser elegido antes de su muerte.

Por su parte, las autoridades chinas calificaron la actuación del Dalái Lama como “un truco para engañar a la comunidad internacional”. Pekín insiste en tener que ratificar la elección de un nuevo Dalái Lama. Las autoridades chinas insisten en que no aprobarán a un nuevo líder de los tibetanos que no sea elegido de manera tradicional.

10-03-2011