Bush: Estamos trabajando en anular visados para los checos

01-06-2007

El presidente estadounidense, George Bush, que visitará a principios de la próxima semana a Praga, sostuvo que el Congreso de EE.UU. está trabajando en el proyecto que supone anular el régimen de visados para los checos.

Presidente estadounidense, George Bush (Foto: CTK)Presidente estadounidense, George Bush (Foto: CTK) El régimen bilateral de visados es desproporcionado. Mientras los checos necesitan tener visados al viajar a EE.UU., los estadounidenses no precisan de ese documento para visitar este país.

El presidente Bush afirmó que entiende la frustración de los checos que se dan cuenta de que otros vecinos suyos de la Unión Europea y de la OTAN mantienen con EE.UU. un régimen sin visados. "Puedo asegurarles que con el Congreso estamos trabajando en la creación de una ley que cambiará la situación", dijo el mandatario estadounidense en una entrevista publicada este viernes por el diario checo Mladá Fronta Dnes.

EE.UU. ha realizado hoy el primer paso para simplificar parcialmente el proceso de otorgamiento de visados. Los empleados del consulado seguirán evaluando las solicitudes en una entrevista personal, no obstante, para acordar la fecha de la entrevista, el solicitante podrá apuntarse en la página web de la embajada estadounidense de Praga y no tendrá que pagar por una línea telefónica especial, explicó el vicecónsul general, Mario Mesquita.

Presidente estadounidense, George Bush (Foto: CTK)Presidente estadounidense, George Bush (Foto: CTK) "Cada uno puede escoger la fecha. Si alguien quiere acordar la entrevista por ejemplo en julio basta con que se apunte por Internet en una de las fechas libres del calendario".

Ese es uno de los temas sobre los que deliberará George Bush en Praga, sin embargo, el presidente estadounidense abogará en la capital checa principalmente por la construcción del escudo antimisil, que EE.UU. tiene previsto crear en la República Checa y la vecina Polonia.

El debate acerca del sistema antimisil se agudizó este jueves cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, volvió a criticar duramente el proyecto, utilizando un vocabulario que evoca el período de la guerra fría. Putin acusó a EE.UU. de 'imperialismo' y de iniciar una nueva carrera de armamento. Hace poco, Rusia examinó con éxito un cohete balístico intercontinental, capaz de portar varias cargas, respondiendo así al proyecto estadounidense.

Por su parte, Bush sostuvo que el sentido del sistema antimisil es proteger a la gente libre ante ataques de regímenes enemigos. "Rusia no es un país enemigo, todo lo contrario", resaltó Bush.

Mientras que el Gobierno checo está a favor de la ubicación del sistema antimisil en Chequia, los últimos sondeos de opinión pública ponen de manifiesto que casi dos terceras partes de los ciudadanos checos rechazan la construcción del radar estadounidense en este país.

01-06-2007