Bruselas critica el alto déficit de las finanzas públicas checas

31-05-2007

La Comisión Europea manifestó su descontento frente al estado de las finanzas públicas checas. A Bruselas no le gusta que, en vez de la prometida reducción del déficit presupuestario, éste sigue creciendo.

Ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek (Foto: CTK)Ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek (Foto: CTK) A pesar de que la República Checa se había comprometido a que este año el déficit de las finanzas públicas checas alcanzaría como máximo el 3,3 por ciento del PIB, la realidad es otra. Los economistas calculan que la deuda estatal rondará alrededor del 4 por ciento del PIB. El negativo desarrollo de las finanzas públicas checas fue criticado este miércoles por el eurocomisario de Economía y Finanzas, Joaquín Almunia Amman. El ministro de Finanzas checo, Miroslav Kalousek, reconoció que esperaba una valoración negativa de Bruselas.

"La crítica de la Comisión Europea es desagradable, pero lo peor para nosotros es que es absolutamente objetiva y justificada. La República Checa no ha tenido ni tiene ningún motivo para que, después de varios años de un gran avance económico, tenga un déficit tan alto".

El ministro de Finanzas recalcó que no es posible que los gastos del presupuesto nacional vayan creciendo tanto cuando la economía del país va registrando un verdadero boom. Según Kalousek, la causa del enorme déficit se debe sobretodo a la irresponsabilidad política.

El desfavorable estado de las finanzas públicas checas dificultará el cumplimiento del programa de convergencia, con lo que la República Checa podría tener serias dificultades para introducir el euro en el plazo previsto. Se consideraba que la moneda comunitaria sería introducida en este país en el año 2010, actualmente el ministro de Finanzas calcula que podría ser en 2012.

Primer ministro, Mirek Topolánek (Foto: CTK)Primer ministro, Mirek Topolánek (Foto: CTK) El primer ministro, Mirek Topolánek, inculpó de la situación actual a los gobiernos anteriores.

"El Gobierno socialdemócrata de Spidla se propuso grandiosos objetivos en el sector económico, persiguiendo reducir el déficit presupuestario, pero sus promesas se desvanecieron pronto, al igual que las de los dos gobiernos socialdemócratas posteriores. Durante el Gobierno de Jirí Paroubek, la situación empeoró más todavía debido a que en vez de frenar la evolución negativa de las finanzas públicas, se elevaron los gastos en el sector social".

El primer ministro acotó que no es posible cambiar la situación de la noche a la mañana. Su Gobierno confía en que el Parlamento aprobará pronto su proyecto de reforma de las finanzas públicas que implica grandes recortes en los gastos públicos y, en especial, en los subsidios sociales.

31-05-2007