"Brasil es el motor de la integración regional en América Latina"

17-03-2011

La integración regional en América Latina fue tema de debate en la Universidad Metropolitana de Praga este miércoles. Pablo Soria-Rojas, secretario del Centro Iberoamericano, analizó la situación actual y perspectivas de futuro, así como el papel de la izquierda en este proceso.

Pablo Soria-RojasPablo Soria-Rojas Pablo Soria-Rojas, secretario del Centro Iberoamericano de la Universidad Metropolitana de Praga, analizó durante su conferencia el proceso de integración latinoamericana. En la ponencia examinó también el papel que representa la izquierda en la consecución de este objetivo. Según explica, son las grandes diferencias existentes entre los propios gobiernos de izquierda de los países latinoamericanos los que han revitalizado el debate, si bien a costa de desacelerar el proceso. Pablo Soria-Rojas opina que en esta unión de América Latina prevalecen las ventajas.

"Tienen necesidades comunes todos los países latinoamericanos, por ejemplo, la necesidad energética, la más importante. Bolivia y Venezuela tienen gas, pero Colombia, Brasil y Argentina no. Necesitan construir infraestructuras energética para alimentarse. Brasil aspira a ser potencia mundial en la próxima década y probablemente lo sea. Este motor que es Brasil es el que va a mover toda la integración, básicamente por necesidad. También, necesitan en conjunto participar del mercado mundial porque separados son más débiles y porque juntos pueden buscar nuevas asociaciones económicas. Comerciar con China, África, Rusia…", explicó.

XXX Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur y Asociados (Foto: Presidencia de la Nación Argentina)XXX Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur y Asociados (Foto: Presidencia de la Nación Argentina) La cuestión en estos momentos pasa por cómo lograr esa unión, que Soria-Rojas describe como un proceso similar al seguido por la Unión Europea. Si bien, en Latinoamérica se plantean muchos más problemas, tal y como describe:

"La principal desventaja es que América Latina históricamente no se pone de acuerdo en las cosas. Para la región, el proceso de integración es algo lógico que va a apoyar a sus economías. El problema es cómo conseguirlo cuando la división es la regla. Parece que todo el mundo está de acuerdo en que hay que hacer algo, pero no todo el mundo está de acuerdo en qué. Por ejemplo, Brasil sigue una lógica propia, es la próxima potencia, piensa que el desarrollo pasa por aumentar y potenciar el Mercosur, por integrarlo en la UNASUR y fomentar su papel como motor del dinamismo latinoamericano. México, por su lado, apuesta más por Estados Unidos y la integración en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Colombia apuesta por algo similar a lo mexicano…"

Bandera de UNASURBandera de UNASUR La búsqueda de intereses comunes y la superación de las diferencias hasta conseguir el gran sueño bolivariano parece materializarse en UNASUR, “el proyecto más reciente y ambicioso”, según Soria-Rojas. Este organismo, que entró en vigor el 11 de marzo, incluye a todos los países de América del Sur y a México como miembro observador. La integración se ramifica en varias vertientes: económica, con la creación de una institución similar al FMI a nivel regional, energética y militar. Solo el futuro determinará el éxito de este organismo.

17-03-2011