Al presidente Zeman le agrada que lo llamen ‘Donald Trump checo”

10-11-2016

El presidente checo, Miloš Zeman, está convencido de que el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EE.UU. ayudará a mejorar las relaciones entre Praga y Washington. Para el mandatario el resultado de los comicios fue un triunfo del pueblo estadounidense que no se dejó manipular por los medios de comunicación.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK Conocido por alimentar una relación tensa con los medios de comunicación, el mandatario checo, Miloš Zeman, aprovechó la victoria del candidato republicano, Donald Trump, para criticar a la prensa este miércoles.

“Estas elecciones demostraron la voluntad, la decisión de los estadounidenses de no dejarse manipular por los medios de comunicación públicos. Se dice que el 98% de los mismos estaban en contra de Trump. Desde mi punto de vista la prensa no debe crear opinión pública, sino que informar a la opinión pública”.

Durante la campaña electoral estadounidense, el presidente Zeman expresó claramente quién era su preferido, dijo que de ser estadounidense votaría por Trump. Pasados los comicios confirmó una vez más su aprecio por el futuro inquilino de la Casa Blanca.

“Estoy muy feliz con el resultado de las elecciones en EE.UU. Como es sabido, el 28 de septiembre, expresé mi apoyo público a este candidato. Fui uno de los pocos políticos europeos que lo hizo. Y la razón es que estoy de acuerdo con las opiniones que manifiesta en torno a la migración y contra el terrorismo islámico”.

Donald Trump, foto: ČTKDonald Trump, foto: ČTK Miloš Zeman ganó en 2013 las primeras elecciones presidenciales directas de la joven República Checa. Entre las particularidades del mandatario destaca su retórica llana, muchas veces ofensiva, que algunos círculos políticos locales encuentran cercana a la de Trump, y que el propio Zeman aplaude.

“Aprecio la forma en que se expresa Donald Trump, que habla de forma clara, un tanto áspero, pero legible. Evade lo que a veces suele llamarse corrección política y que, desde mi punto de vista, no son más que frases que no dicen nada”.

La llegada de Trump a la silla presidencial, alegra tanto a Zeman que durante su encuentro con los medios de comunicación, el miércoles, aceptó que lo comparen con él.

“Soy consciente de que algunos periodistas suelen decir que soy el ‘Donald Trump checo’. Debo confesar que siempre he tomado este calificativo como un reconocimiento y no como una ofensa”.

La victoria de Trump ha puesto sobre la mesa las inquietudes y alegrías de la representación política checa. El primer ministro, Bohuslav Sobotka, expresó que a pesar del triunfo del ‘populismo agresivo’ creía que EE.UU. seguiría siendo un aliado firme.

10-11-2016