La República Checa urgida de obreros cualificados

02-10-2001

A pesar de que en los anuncios clasificados de la prensa abundan ofertas para peritos en ciencias económicas y administración, en la República Checa lo que se necesita es un mayor número de obreros cualificados.

Como consecuencia de la cada vez mayor creación de zonas industriales en diferentes zonas del país, los inversionistas descubrieron que en la República Checa falta mucha mano de obra cualificada.

Muchas Oficinas de Trabajo checas confirmaron que en sus regiones escasean peritos albañiles, torneros fresadores, carpinteros y costureras. Preocupante resultó también el hecho de que en muchos lugares los jóvenes no se interesan por las profesiones tradicionales, lo que significa que en las escuelas especializadas hay pocos estudiantes.

Algunos análisis revelan que el problema de la demanda de mano de obra no es un asunto nuevo, los primeros síntomas se registraron hace diez años, pero es hasta ahora que se ha registrado una tendencia ascendente.

Nuevo es también el hecho de que la empresa privada opta, en la mayoría de los casos, por buscar a los obreros utilizando sus propios recursos, o sea que no recurre a las Oficinas de Trabajo, creadas por el Estado.

Muchos empresarios consideran que buscar apoyo o respaldo en esas instituciones representa una pérdida de tiempo. La oferta de esas oficinas difícilmente cumple las necesidades de la empresa privada en campo de las profesiones obreras, porque no disponen de censos actualizados y los obreros no presentan ahí sus solicitudes.

Por otro lado, es sabido que en la República Checa el mercado laboral está saturado por contables y personal para la Banca, lo que provocó una oferta superior a la demanda, lo que fácilmente puede desembocar en un aumento de desempleo en ese sector.

De acuerdo con informaciones oficiales, en la región de Moravia muchos universitarios se ven relegados por operarios y técnicos de diferentes especialidades. Los egresados de las Universidades con especialidades en ciencias o letras tienen mucho menos posibilidades de conseguir trabajo que un cocinero, un albañil o una costurera.

La región de Most, en Bohemia noroccidental, con el mayor desempleo del país que afecta al 20 por ciento de los habitantes, registra una gran escacez de obreros cualificados. De acuerdo con especialistas en la materia uno de los grandes problemas radica en que el Estado carece de programas eficaces de recualificación.

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales reconoce que las dificultades son mayores, porque también hay problemas con la falta de ejecutivos de niveles medios e intermedios. En las escuelas secundarias faltan maestros de idiomas, que se fugan a la empresa privada donde los sueldos son mayores.

A pesar de los problemas, grupos de especialistas señalan que el mercado laboral varía mucho, mientras que a principios de los años noventa las empresas se quejaban por falta de personas con preparación comercial, posteriormente se buscaban expertos en mercadotecnia.

Pero a mediados de la década se habló de la necesidad de un mayor número de expertos en finanzas, y ahora se anuncia que también faltan especialistas en recursos humanos.

02-10-2001