El sistema de pensiones checo entre los más estables del mundo

08-06-2020

Un estudio de la compañía aseguradora Allianz, basado en datos de 70 países, indica que el sistema de pensiones checo es bastante estable en comparación con otros a nivel internacional.

Foto: Alexas_Fotos, Pixabay / CC0Foto: Alexas_Fotos, Pixabay / CC0 La empresa alemana de servicios financieros Allianz ha colocado a la República Checa en el lugar número 12 de la evaluación general del primer año del Informe Global de Pensiones.

La clasificación se basa en un nuevo indicador que Allianz comenzó a monitorear este año. Su llamado Allianz Pension Indicator (API) consta de tres componentes. En primer lugar, tiene en cuenta los supuestos demográficos y presupuestarios, en segundo lugar, la sostenibilidad del sistema y, en tercer lugar, su adecuación.

El Informe Global de Pensiones de Allianz toma el pulso de los sistemas de pensiones en todo el mundo utilizando el mencionado API. El índice sigue una lógica simple: comienza el análisis con los prerrequisitos demográficos y fiscales y luego continúa examinando los sistemas de pensiones a lo largo de sus dos dimensiones decisivas: sostenibilidad y adecuación.

Por lo tanto, se basa en tres subíndices y tiene en cuenta 30 parámetros, que se clasifican en una escala de 1 a 7, siendo 1 la mejor calificación. Al sumar todos los subtotales el API asigna a cada uno de los 70 países analizados una calificación proporcionando así una visión integral del sistema de pensiones respectivo.

El cambio dramático en la demografía se caracteriza por el aumento en la tasa de dependencia global de la vejez: hasta 2050 crecerá entre un 77% y un 25%, es decir, más rápido que en los últimos 70 años desde 1950", escribe Allianz.

"En muchas economías emergentes, la proporción aumentará a más del doble en las próximas tres décadas, es decir, en menos de la mitad del tiempo que llevó este desarrollo en Europa y América del Norte", se indica en el informe.

En el primer pilar del API, que refleja la línea de base de países específicos en términos de situación demográfica y finanzas públicas, Allianz otorga a la República Checa una calificación general de 4.2. Lo que le falta a la República Checa para tener en cuenta los factores demográficos es, entre otras cosas, las oportunidades de empleo para los trabajadores de edad un poco más avanzada.

En cuanto al segundo componente, la sostenibilidad del sistema, es importante si aumenta la edad de jubilación. La República Checa planea aumentarlo y, por lo tanto, recibió una calificación de 2.9, significativamente mejor que el promedio mundial.

El tercer componente es la adecuación del sistema, es decir, la relación entre el número de empleados y el número de pensionados, el mantenimiento del nivel de vida de los pensionados y la existencia de fondos de pensiones y otras fuentes de ingresos para la población de edad avanzada.

08-06-2020