El grupo anti-fraude Cobra cumple su primer aniversario evitando la evasión de 70 millones de euros

10-06-2015

Se cumple un año de la creación del grupo anti-fraude de la Policía checa, Cobra, que ya ha conseguido evitar que se evadan impuestos por valor de 70 millones de euros.

Tomáš Tuhý, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaTomáš Tuhý, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa Una de las medidas estrellas contra la corrupción promovida por el Gobierno de Bohuslav Sobotka fue la creación, hace apenas un año, de la unidad Cobra de la Policía. Un grupo encargado de luchar contra la evasión fiscal que, desde que entró en funcionamiento, ya ha logrado evitar que se evadan impuestos por valor de 70 millones euros.

La unidad de lucha contra la evasión de impuestos se creó en junio de 2014, en la línea de una fuerza similar que produce excelentes resultados en la vecina Eslovaquia. El escuadrón se compone de oficiales de policía, funcionarios de aduanas y administradores tributarios, y su tarea es ayudar a reducir esa suma asombrosa, de aproximadamente 5.000 millones de euros, que el país pierde anualmente a través de la evasión de impuestos.

En comparación con la cantidad total, los 70 millones de euros que se han logrado que no saliesen de Chequia son una gota de agua en el océano, pero de acuerdo con el jefe de Policía, Tomáš Tuhý, es un buen comienzo y el equipo ha demostrado que es capaz. En los últimos 12 meses se han investigado decenas de casos relativos a ofertas ficticias en las áreas de combustible, publicidad, textiles, maquinaria, construcción y tabaco. En total, se investigó a 275 personas y se propuso presentar cargos contra 210 de ellos. La mayor redada llevada a cabo por el equipo se llevó a cabo en las inmediaciones de Kladno, en Bohemia Central, a principios de febrero, en la que 29 personas fueron detenidas en relación con sospecha de evasión de impuestos por una suma de cerca de 11 millones de euros.

"Los últimos doce meses han demostrado que somos capaces de tomar medidas enérgicas contra los peces grandes, no sólo contra la gente corriente", dijo el jefe de Policía, Tomáš Tuhý.

Ahora, esta unidad reclama al Ejecutivo una mayor financiación para abarcar todas las regiones de la República Checa y poder trabajar en más casos simultáneamente. En la actualidad, el equipo cuenta con aproximadamente 60 personas, pero Tuhý espera que sus filas se expandan hasta las 150 en los próximos cuatro años.

10-06-2015