El encarecimiento de la energía eléctrica

11-09-2001

Los ciudadnos checos registrarán el próximo año notables cambios tanto en el escenario político, por las elecciones parlamentarias, así como en el económico. Uno de estos cambios será el encarecimiento de la energía eléctrica.

La Oficina de Regulación Energética informó recientemente que desde enero próximo aumentará el precio de la energía eléctrica hasta el 13 por ciento Esto significa que desde 1991, cuando fue iniciado en la República Checa el proceso de desregulación de la corriente, su precio será cuatro veces mayor que hace diez años.

Al mismo tiempo, la Oficina de Regulación Energética indicó que los precios de la energía eléctrica se diferenciarán desde el punto de vista de la estructura regional del país. Por ejemplo, los habitantes de Praga pagarán mayor precio, mientras que los habitantes de Bohemia Oriental podrán contar con el menor precio.

El encarecimiento deberá profundizar el proceso de la rectificación de los precios, lo que contribuirá a la apertura parcial del mercado de la energía eléctrica. Por ejemplo, todos los que consumen anualmente más de 40 gigavatios, cuyo número cubre alrededor del 30 por ciento del mercado, podrán escoger a su suministrador.

Se espera que en 2005 será liberalizado en total el 50 por ciento del mercado eléctrico checo. Todo el proceso finalizará en 2006, cuando podrán escoger su suministrador también los pequeños consumidores, es decir, los hogares.

Según los portavoces de la Oficina de Regulación Energética, los nuevos precios que entrarán en vigor el próximo año, reflejarán los costos referentes a todas las actividades en dicha esfera.

Los precios vigentes desde el próximo año reflejarán las diferencia entre los servicios regulados y desregulados. A la primera categoría pertenecerán los servicios que incluyan la transferencia y la distribución de la corriente. En esta esfera el Estado regulará el precio para todos los consumidores.

Por su parte, en la esfera de la producción y el comercio están en vigencia los principios del mercado libre, debido a que los precios correspondientes no serán regulados, con excepción de los clientes protegidos que no pueden escoger a sus suministradores.

Los expertos económicos señalan que el esperado alza de precios del 13 por ciento se reflejará en la canasta de cosumo en más del tres por ciento y la inflación en el país aumentará en casi medio por ciento.

11-09-2001