Crisis management tiene una larga tradición en la RCh

27-05-2003

El management de crisis es el sector de la gerencia empresarial que está preparado para intervenir siempre que un sistema está amenazado, sea una empresa o una institución estatal. En la República Checa fue sometido a una prueba de fuego durante las dos devastadoras inundaciones que afectaron al país en 1997 y en agosto del año pasado.

Medidas de seguridad contra terrorismo, foto: CTK Medidas de seguridad contra terrorismo, foto: CTK A nivel estatal, en la República Checa existen estructuras del management de crisis semejantes a las de la Alianza Noratlántica. En la cabeza se sitúan el Consejo de Seguridad del Estado y el Comité Nacional de Crisis, y órganos semejantes funcionan también en cada región. Además, hay empresas privadas especializadas, según explica Jaroslav Pejcoch, de T-Soft, firma líder en el management de crisis en la República Checa.

"Se trata más bien de consultoras que entrenan a expertos y son capaces de elaborar e implementar los procedimientos en un sistema amenazado. En la mayoría de los casos, los administradores de crisis son militares porque desde el punto de vista gerencial la guerra es la mayor crisis. Pero como últimamente las tecnologías informáticas penetran en muchos ámbitos, aumenta el peligro de que la crisis en una empresa provenga del ataque contra su sistema informático."

Por ello hay cada vez más compañías informáticas que empiezan a especializarse en el management de crisis que, según Jaroslav Pejcoch, tiene dos facetas.

Medidas de seguridad contra terrorismo, foto: CTK Medidas de seguridad contra terrorismo, foto: CTK "Del management de crisis se habla a veces cuando una empresa afronta la bancarrota y es necesario que venga un manager de crisis que defina los problemas y proponga una solución. Y luego hay empresas que ayudan a las organizaciones tanto estatales como industriales en caso de que sean afectadas por una riada, un incendio u otra catástrofe, o amenazadas por el terrorismo".

Jaroslav Pejcoch destaca que el management de crisis tiene una larga tradición en la República Checa y es de alta calidad.

"Durante la Guerra Fría los dos bloques prestaban una minuciosa atención a la Defensa y a los preparativos para la guerra, elaborando planes para un eventual ataque. Es decir, todo lo relacionado con la protección de la infraestructura y la movilización, funcionaba perfectamente. Todo el management de crisis checoslovaco estaba orientado a la guerra y la preparación de los expertos era sumamente exigente. Recuerdo que cuando, tras el fin del comunismo, vinieron aquí expertos de Europa Occidental, se quedaron asombrados ante la alta calidad de nuestro management de crisis".

Medidas de protección de Praga en caso de los inundaciones, foto: CTKMedidas de protección de Praga en caso de los inundaciones, foto: CTK Tras la Revolución de Terciopelo, la representación política se centró en la renovación económica del país, desatendiendo al management de crisis. Además, se suponía que con el fin del comunismo desaparecían todas las amenazas, señala Jaroslav Pejcoch.

"Pero en 1997 arremetieron las inundaciones que causaron enormes daños en Moravia. Fue una típica crisis que exigía una estrecha coordinación entre las autoridades estatales y locales, entre el Ejército, los médicos y los bomberos, así como una herramienta jurídica que definiera responsabilidades y competencias. Entonces se reveló que no funcionaba nada de lo dicho".

En el 2000, fueron aprobadas nuevas leyes que posibilitan ejecutar medidas extraordinarias en caso de una crisis, estableciendo quién está autorizado para ordenar una evacuación o confiscar medios e instalaciones en beneficio de las labores de rescate. Desde entonces han habido dos pruebas de fuego: las inundaciones de agosto del año pasado y la Cumbre de la OTAN en Praga, en noviembre del año pasado, que confirmaron la validez de dichas leyes.

27-05-2003