Pastel de panecillos - zemlovka

30-05-2007

¿Tienen en casa panecillos o pan de tres días que ya han adquirido el gusto a goma, pero les da pena echarlos a la basura? Les ofreceremos una receta de cómo usarlos para preparar un pastel sabroso. El pastel de panecillos se llama en checo "zemlovka".

Para preparar un pastel de panecillos con requesón - "tvarohová zemlovka" - necesitaremos:

600 g de panecillos o pan blanco
6 dl de leche
2 huevos
400 g de requesón
cáscara de limón rallada
50 g de pasas
150 g de azúcar
1 paquete de azúcar de vainilla
150 g de mantequilla u otra grasa

Cortamos los panecillos o el pan en rodajas finas y las mojamos suavemente en la leche mezclada con los huevos batidos para que queden blandas. Cuidado para que no se deshagan en la leche.

Mientras tanto, añadimos al requesón cáscara de limón, pasas, dos terceras partes del azúcar y lo mezclamos todo bien.

Untamos bien con la mantequilla o la grasa una cazuela de hornear o un molde redondo y colocamos una capa de panecillos mojados. Los untamos con una mitad del requesón que hemos preparado, colocamos otra capa de panecillos, la otra mitad del requesón, y lo cubrimos con otra capa de panecillos.

Colocamos sobre la capa superior de los panecillos trozos de mantequilla o de grasa y horneamos en horno medio calentado.

Una vez horneado servimos el pastel caliente dividido en porciones y espolvoreado con el azúcar en polvo y el azúcar de vainilla.

También es posible servir el pastel de panecillos con requesón frío como postre.

Si prefieren pueden sustituir el requesón con manzanas cortadas en rodajas finas. El resto del procedimiento es igual. Espolvoreamos el pastel de panecillos con manzanas con azúcar de canela.

¡Qué les aproveche!

30-05-2007