14-06-2007

"Túnel de viento para Audi","Hace 130 años nació el padre espiritual del metro de Praga", "Entre el corazón femenino y el masculino existen diferencias a nivel molecular"- éstos son los temas que hemos seleccionado para esta edición.

Ventilador checo para un túnel de viento de Audi

Según ha informado el diario económico Hospodárské Noviny, empresas checas suministrarán a la fábrica de automóviles alemana Audi un nuevo túnel de viento en el que se testarán los nuevos componentes y los nuevos modelos de coches.

El sistema que dirigirá el funcionamiento del túnel de viento ya ha sido suministrado por la división de Praga del consorcio Siemens. El gigantesco ventilador de cuatro metros de envergadura se debe a la Empresa de instalaciones de ventilación de la ciudad checa de Milevsko.

En el túnel será posible simular todas las condiciones climáticas imaginables, desde los 40 grados bajo cero hasta los 80 grados sobre cero, incluidas una lluvia y una nevada, granizo o intensa radiación solar.

La velocidad del aire en el túnel de viento depende del gigantesco ventilador de aletas de carbono, tres veces más ligeras que las clásicas de aluminio. La empresa de Milevsko utilizó por primera vez este material en semejante equipo. Ahora está interesada en suministrar un ventilador también para el túnel de viento de la marca BMW.

 

Vladimír List, el padre espiritual del metro de Praga

Vladimír ListVladimír List Hace 130 años, en junio de 1877, nació el padre espiritual del metro de Praga, Vladimír List.

Tras concluir el curso superior de electrotecnia, Vladimír List empezó a trabajar en la empresa del inventor Frantisek Krizík. A partir de los 31 años ejerció de profesor en el Instituto Superior Tecnológico de la capital morava Brno. List fue una personalidad multifacética. Su papel en la electrificación de Checoslovaquia fue insustituible.

En 1926 presentó a la alcaldía de Praga, juntamente con el ingeniero de Construcción Civil, Bohumil Belada, un detallado proyecto del metro, integrado en los transportes urbanos y suburbanos. Pero no fue hasta 1939 que encontró a los respectivos inversores. Llegó la ocupación nazi y los ocupantes prohibieron trabajar en el proyecto.

Después de la Segunda Guerra Mundial Vladimír List volvió a presentar incansablemente el proyecto del metro pero los dirigentes comunistas daban preferencia al tranvía subterráneo. Todo cambió cuando los asesores soviéticos propusieron construir el metro porque esperaban que la venta a Checoslovaquia de vagones construidos en la Unión Soviética sería un buen negocio para ese país.

Cuando el ingeniero List celebraba su 90 cumpleaños, el Gobierno tomó finalmente la decisión de construir en la capital checa el metro. El profesor List falleció en 1971 así que ya no pudo asistir a la inauguración de la primera línea del metro capitalino.

 

Científicos checos estudian cómo el corazón resiste al infarto

Las enfermedades cardiovasculares representan el problema de salud más grave de la actualidad, y particularmente el infarto del miocardio se cobra muchas víctimas. Los científicos checos investigan las causas que provocan la enfermedad isquémica del corazón. Estudian, entre otras cosas, cómo aumentar la resistencia del corazón ante la falta de oxígeno que desencadena esta dolencia.

Los especialistas se dan cuenta de que para algunos grupos humanos la escasez de oxígeno es algo normal- por ejemplo, los montañeses están adaptados a un bajo contenido de oxígeno en el aire que respiran. Las estadísticas revelan que el infarto afecta menos a las personas que viven en las altas motañas.

Los científicos checos estudian precisamente cuáles son las causas de la diferente reacción del músculo cardíaco a la escasez de oxígeno, o sea, a la hipoxia.

Saben que la hipoxia provoca en las células del corazón un complicado proceso y cuáles son la proteínas que participan en la protección ante la escasez de oxígeno. Sin embargo, desconocen todavía la estructura final que protege al corazón ante el infarto. Parece que el lugar que decide la supervivencia de la célula cardíaca es la mitocondria: la parte de la célula, responsable del metabolismo del oxígeno.

Los científicos investigan también por qué el infarto del miocardio afecta a las mujeres premenopáusicas menos que a los hombres.

Antes de la menopausia, el sistema cardiovascular de las mujeres es diez años más joven que el de los hombres de la misma edad.

Las investigaciones ponen en evidencia que entre un corazón femenino y uno masculino hay diferencias a nivel celular y molecular que deben ser tenidas en cuenta mucho más que hasta ahora.

14-06-2007