Inka Bernášková

03-07-2020

Fue periodista y la primera checa que los nazis condenaron a muerte. Pasó su infancia en Estados Unidos, donde su familia se reunía también con Tomáš Garrigue Masaryk. Tras regresar a Checoslovaquia, Inka empezó a trabajar con la Cruz Roja checa.

Bajo el Protectorado de Bohemia y Moravia, Inka Bernášková y su padre, el gráfico y pintor Vojtěch Preissig, empezaron a publicar la revista ilegal ‘V boj’ (A la lucha). Ayudó también a personas a cruzar la frontera con Eslovaquia. Cuando la arrestaron, demostró gran valentía cuando se negó a revelar los nombres de sus compañeros, y así salvó la vida de varios miembros de la resistencia. Inka Bernášková fue ejecutada el 28 de agosto de 1942 en la prisión de Ploetzensee en Berlín.

El proyecto de ilustraciones “Mujeres checas que hicieron historia” se ha inspirado en el 100 aniversario de la legalización del voto para las mujeres checoslovacas en 1920 y el 200 aniversario del nacimiento de la escritora Božena Němcová. Se trata de un proyecto en el que colaboran los Centros Checos, los estudiantes de la Facultad de Diseño y Arte Ladislav Sutnar de Pilsen, coordinados por Renáta Fučíková, y Radio Praga Internacional.