Crece el contagio de COVID-19 entre los mineros en Karviná

20-05-2020

Pruebas de coronavirus entre los empleados de la mina de Darkov en Karviná han confirmado 113 casos de COVID-19. Expertos anticipan que los números seguirán creciendo.

Foto ilustrativa: Solidarity Center, Flickr, CC BY-ND 2.0Foto ilustrativa: Solidarity Center, Flickr, CC BY-ND 2.0 La mina de  Darkov, foto: Petr Štefek, CC BY-SA 3.0La mina de Darkov, foto: Petr Štefek, CC BY-SA 3.0 En la mina de Darkov en Karviná, cerca de la frontera checa con Polonia, han sido confirmados 113 casos de contagio de COVID-19. Los higienistas han realizado cerca de 800 pruebas.

El contagio se registró por primera vez la semana pasada, cuando el viernes fueron confirmados 11 casos. El lunes el número creció a 21 personas y los trabajadores de la estación de control de enfermedades infecciosas y de higiene iniciaron pruebas de coronavirus entre los empleados de la mina.

La enfermedad fue comprobada en empleados de diversas profesiones como, por ejemplo, transporte minero, planta de tratamiento, extracción, preparación, superficie y lavandería. En colaboración con el administrador de la mina, la empresa OKD, fueron elegidos 860 empleados, confirmó la directora de la estación de control de enfermedades infecciosas de Ostrava, Pavla Svrčinová.

Pavla Svrčinová, foto: archivo  de la Oficina del  Ayuntamiento de PragaPavla Svrčinová, foto: archivo de la Oficina del Ayuntamiento de Praga “Seleccionamos principalmente a los empleados que trabajan bajo tierra, ya que fue ahí donde se registraron casos anteriormente. Fue de mucha ayuda que OKD cuenta con su propio sistema de seguimiento de mineros por medio de las lámparas que utilizan. A base de él logramos establecer el movimiento de los empleados contagiados y las personas con las que se cruzaron”.

En la mina de Darkov trabajan 1800 personas. Dada la proximidad de la mina con la frontera, parte del personal proviene de Polonia. Los empleados enfermos de COVID-19 no mostraron síntomas y por lo tanto no sabían que se habían contagiado. Según confirmó Svrčinová para la Radio Checa este martes, eran capaces de ejercer su trabajo con normalidad.

“Ya contamos con algunos resultados. Lamentablemente han sido positivos en varios casos. No se trata necesariamente de enfermos, porque en ese caso seguramente no acudirían a las minas. Un trabajo tan exigente como la minería requiere que las personas estén en plena capacidad física y completamente sanas”.

Foto: Fernando Zhiminaicela / Pixabay  CC0Foto: Fernando Zhiminaicela / Pixabay CC0 OKD ha adoptado normas de higiene extraordinarias. Los albergues donde están alojados los mineros al igual que los autobuses que los transportan están siendo desinfectados de manera regular. Al entrar en el edificio, todos los empleados deben usar desinfectante para las manos y pasar por delante de una cámara térmica que mide su temperatura. Los que trabajan directamente en las minas tienen la obligación de usar respiradores, guantes y gafas de protección. Espacios comunes como vestuarios son desinfectados tres veces al día.

El lunes 18 de mayo, en Chequia se registró el mayor número de contagiados de COVID-19 desde el 21 de abril. Por primera vez este mes superó los cien casos diarios. La situación se dio justamente por el foco de contagio que surgió en la mina de Karviná.

En caso de ser necesario, OKD prevé la introducción de medidas adicionales. Además de los 113 trabajadores de OKD se han contagiado también algunos familiares. Los expertos anticipan que el número de contagiados seguirá creciendo, sobre todo dentro de los hogares, ya que al no ser conscientes del contagio, muchos no tomaron las precauciones necesarias.

20-05-2020